Rafa Zaragoza - guitarrista

Rafa Zaragoza - foto

LA MAYOR ESTRELLA CONOCIDA (DE MOMENTO)

12/ 04/ 2014Rafa Zaragoza

UY Scuti, es cinco mil millones de veces mayor que nuestro Sol, la mayor estrella hipergigante conocida (hasta el momento). Cuesta hacerse la idea de un volumen tan colosal, pero para echar un cabo a la imaginación quizás sería apropiado imaginar que dentro de ella caben cinco mil millones de soles.

Grande y pequeño son magnitudes relativas. Tendemos a estar demasiado atrapados por el antropocentrismo. Las leyes, fuerzas y dimensiones del Universo van a la suya, siguen sus pautas, tanto si nos anclamos como ‘centros de algo’ como si no.

Piensa por un momento en tu tamaño relativo con respecto al de una magnitud así de grande. Y si lo quieres en sentido contrario, compárate con un neutrino. Y ya está.

http://cienciadesofa.com/category/astronomia/page/3

Zurdo, ciego y con la guitarra en el regazo

1/ 04/ 2014Rafa Zaragoza

No digas más: ‘es que tengo exámenes, es que no he podido, es que tengo la gripe…’ Si quieres tocar la guitarra ¡TÓCALA!, como diría el tío Zappa,’Shut up and play your guitar’
Mira esto, ciego y zurdo, para que luego digas bla, bla, bla :

EL HOMBRE QUE MIRA AL SUELO

6/ 01/ 2013Rafa Zaragoza

Hace años que le observo. Es un borrachín de taberna que cada día de cada día sale del bar de la esquina para fumar sus cigarrillos y volver a la botella. Siempre con la mirada perdida, fija en el suelo, con una expresión de melancolía espesa, impenetrable, está como envuelto en una burbuja de acero invisible de la cual, él mismo, ya no puede escapar.
Esa presencia de lo irremediable, del dolor asumido como eje de la vida, me ha hecho pensar a lo largo de años en la potencia de la mente humana, que tanto puede enriquecer, estimular, como destruir o direccionar una vida entera, en último extremo lo único que tenemos.

El hombre que mira al suelo, en ocasiones, a primeras horas de la mañana aparece por mi calle vestido con un mono azul, cosa que me hace pensar en algún tipo de trabajo ocasional que pueda proporcionarle un medio de subsistencia. No obstante, siempre regresa al bar de la esquina y bebe hasta caer de nuevo en el abismo de la melancolía. No puedo evitar la idea, en algún momento de su existencia un hecho demoledor le quebró la vida. Y su vida se detuvo allí, para siempre.

Hoy es día cinco de diciembre – el preámbulo de la noche de reyes – y hace apenas una rato eran las ocho de la tarde. Como casi todo el mundo, me faltaba algún regalo de última hora y he decidido afrontar el agobio de las tienda de regalos, repletas, la desazón de las colas interminables. Si la falta de previsión se paga, la noche anterior al día de reyes hay que multiplicarla por cuatro.

Al salir de la tienda de regalos, por entre el gentío que acumulaba bolsas, he visto al hombre que mira al suelo, zigzagueando entre una nube de compradores apresurados. Estaba muy bebido, apenas si podía tenerse en pie.
De pronto he visto que se agachaba haciendo un esfuerzo enorme para evitar desplomarse. Ha recogido un chupete que había en el suelo y con un cuidado exquisito lo ha dejado delicadamente sobre el zaguán de una ventana. Luego ha seguido su camino, andando a trompicones, un alcohólico incapaz de controlar el sentido de su marcha.

Ese gesto, humano y hermoso, me ha conmovido. Porque el hombre que mira al suelo ha visto en el chupete la nueva vida de un pequeño que estrena existencia, y con su gesto de cuidado y ternura ha deseado para el pequeño lo mejor, quizás aquello que él mismo no ha podido tener jamás.

FELICES FIESTAS

25/ 12/ 2012Rafa Zaragoza

VILLANCICO ACTUALIZADO:

En el portal de Belén
no han pagado la hipoteca
y la sagrada familia
se ha ido a hacer puñetas.

Ande, ande, ande
la mariamorena
Dios le debe al banco
treinta mil pesetas.

AMIGOS MEXICANOS

1/ 12/ 2012Rafa Zaragoza

Desde el mismo año en que comencé a trabajar esta página web, mis lectores mexicanos han sido, siempre, el número dos entre los paìses seguidores. Y quiero agradecer a este enorme colectivo el interés, el afecto y la buena disposición con esta mi modesta publicación.

Quiero compartir con todos ustedes una charla-poema – que seguramente reconocerán – y que resume de una forma sincera, profunda e impecable, el fluir de los tiempos que nos han tocado vivir.

Muchas gracias a todos. Mi padre solía decir que los españoles enseñamos a leer a los latinoamericanos, sin embargo, vosotros, nos enseñasteis a escribir. Siempre me pareció una idea brillante, muy certera.

PAZ.

SALTA POR LA VENTANA Y TE DAMOS LA RAZÓN

12/ 11/ 2012Rafa Zaragoza

SI QUIERES JUSTICIA, ¡SALTA POR LA VENTANA!

Ha sido necesario que la gente (en España) empiece a saltar por las ventanas para que la clase económico-política-judicial se de cuenta de que la violencia económica existe. Claro, los potentados, políticos y jueces no pierden su casa por causa de una hipoteca que no pueden pagar. ¡Qué fáciles de liquidar son las cosas cuando no le curren a uno!

¡Pués sí que estamos apañaos!, para que se acepte la idea de ‘injusticia flagrante’, tienes que saltar por la ventana.

‘LA ZANAHORIA GLORIA’

3/ 11/ 2012Rafa Zaragoza

‘LA ZANAHORIA GLORIA’. O COMO EVITAR LA ENSEÑANZA TELEDIRIGIDA.

He de confesar que he tomado mi tiempo para poder organizar esta entrada. La historia es demasiado bonita y demasiado significativa como para liquidarla en media docena de líneas.

Santi González es profesor de piano de dos hermanas, de 12 y 6 años aproximadamente. La hermana mayor es aplicada, hace los deberes y responde a lo que sería el canon de una buena alumna. Con mucha diferencia, la pequeña Emma es como un cohete: no para quieta, se revuelca por el suelo, se aburre, se quita los calcetines en clase, revolotea, etc…, y sin embargo tiene una retentiva, una capacidad de comprensión y asimilación enormes. Emma ‘se entera más y capta mejor el sentido profundo de las cosas’ que su hermana mayor, aún haciendo el ganso sin parar.

Santi se da cuenta enseguida del potencial de Emma y la atrae para componer, con ella, una pequeña canción. Entre los dos crean una melodía graciosa, un poco juguetona, y la pequeña Emma se hace con ella de una forma muy rápida. No sé cuánto tiempo transcurrió entre una cosa y la otra, pero el caso es que Emma se descolgó con una letra para la canción que habían compuesto, juntos, el profe y la alumna.

La zanahoria Gloria y el cacahuete cohete,
van a la piscina, para bucear.

La primera vez que escuché este poema quedé impresionado, por la frescura, espontaneidad y carencia de prejuicios con ‘el sentido lógico’; mucho más, cuando supe que lo había escrito espontáneamente una niña de seis años. La idea literaria contiene mucho más de lo que aparenta, ya que sobre la estructura musical – muy sólida – discurre un silabeo que conduce la atención del que escucha hacia el absurdo más impredecible. El resultado, el contraste, es lo que sobredimensiona algo que en apariencia podría ser ‘infantil’, pero no lo es en absoluto: es muy maduro, ya que provoca la colisión entre la lógica – la melodía – y el sinsentido – el texto -, algo que poca gente puede hacer con ‘chispa’, con ese tipo de gracia natural no forzada.

La partitura:

LA ZANAHORIA EPS BO

El audio:

LA ZANAHORIA GLORIA Y EL CACAHUETE COHETE-2

Si este pequeño poema hubiese sido escrito en el siglo XVII, muy probablemente habría sido ninguneado como un sinsentido. De haber sido escrito a principios del siglo XX, a esto le llamarían dadaísmo. En el siglo XXI, cuando las leyes de la lógica y la ilógica se entrelazan cada vez con más frecuencia e intensidad, este poema bien podría ser cuántico: si el electrón es zurdo y todo cuanto existe ‘vibra’ antes que nada, ¿porqué no puede haber un cacahuete-cohete?

Parece claro que algo en el modelo educativo al uso no está funcionando como debería ser.
El profesor de piano de Emma, Santi, lo explica tal y como le previnieron:

“Entrad en una clase de niños de 5 años y pedidles que dibujen una casa. Luego, haced lo mismo con una clase de niños de 10 años y … asustaros. Cuando años después entré a trabajar en un colegio (estuve 5 años trabajando allí), hice la prueba y, efectivamente, me asusté:

La inmensa mayoría de los niños de 5 años hicieron casas distintas, algunos su piso, otros un edificio, un chalet… Los de 10 años (¡solo 10 años!) ya dibujaban en serie y a la perfección la casita con el tejadito, las dos ventanitas, el camino curvo, las montañas de fondo y el sol saliendo o poniéndose entre dos de ellas”.

¿Qué ha ocurrido entre los 5 y los 10 años? ¿Qué extraño mecanismo de ‘enseñanza’ ha vallado la atención, la estructura mental, la inteligencia y la creatividad del niño? Los otros caminos posibles, ¿son incorrectos, desechables, erróneos..? Algo ocurre y es bastante más serio de lo que parece.

Ramanujan, el tremendo matemático indú, no tenía estudios más allá de cuatro cosas del primer ciclo de enseñanza. Y precisamente porque su talento innato no fue direccionado realizó aportaciones muy originales, valiosísimas, dejando como legado un manuscrito con planteamientos y sugerencias que, aún hoy, siguen estudiándose en la alta matemática. Es otro caso de talento virgen, innato, que casi milagrosamente encontró una vía para no caer en el olvido, en el abismo del olvido eterno.

Información más completa sobre este coloso de la matemática, aquí (copia el enlace):

http://www.rafazaragoza.com/?s=Ramanujan

Con todo lo que hemos llegado a aprender y todavía nos queda mucho por desaprender.
Si tienes un pequeño y entiendes lo que has leído aquí, no permitas que te lo malogren.